Posts Tagged ‘kinesis’

Y tú ¿cómo lo dices?

Gabriela García Herrera

Y tú ¿cómo lo dices?

El cuerpo habla, aunque no nos demos cuenta: miente, seduce, dice la verdad, agrede, y mucho más. Aprende a escuchar el lenguaje corporal, y sabrás lo que realmente quiere tu interlocutor… o lo que estás transmitiendo sin saber.

A manera de Introducción:
La comunicación interpersonal la definimos como la interacción de dos o más personas para intercambiar ideas y puntos de vista, dentro de la comunicación interpersonal podemos identificar diferentes tipos de comunicación; verbales o no verbales.
Para englobar la comunicación no verbal encontré 3 criterios que considero fundamentales y con los cuales quiero partir para comenzar este ensayo:

El primero es que cada comportamiento no verbal está ineludiblemente asociado al conjunto de la comunicación de la persona. Incluso un solo gesto es interpretado en su conjunto, no como algo aislado por los miembros de la interacción. Si es un gesto único asume su significado en cuanto gesto y en un cuanto que no hay más gestos.

En segundo lugar La interpretación de los movimientos no verbales se debe hacer en cuanto a su congruencia con la comunicación verbal. Normalmente la intención emocional se deja traslucir por los movimientos no verbales, e intuitivamente somos capaces de sentir la incongruencia entre estos y lo que verbalmente se nos dice. La comunicación no verbal necesita ser congruente con la comunicación verbal y viceversa, para que la comunicación total resulte comprensible y sincera.

El tercero y último criterio de interpretación del sentido de la comunicación no verbal, es la necesidad de situar cada comportamiento no verbal en su contexto comunicacional.

Existen tres ámbitos de estudio de la comunicación no verbal: kinesia, paralingüística y proxémica. La kinesia se ocupa de la comunicación no verbal expresada a través de los movimientos del cuerpo. La paralingüística estudia el comportamiento no verbal expresado en la voz. La proxémica se encarga de estudiar el comportamiento no verbal relacionado con el espacio personal.

Este texto es para ti:
Después de haber revisado con atención cada uno de los temas de los que se puede hablar en un ensayo de comunicación interpersonal decidí hacer un pequeño texto que se titulara “y tu ¿Cómo lo dices?”

Hasta ahora ya sabemos de la importancia de la comunicación verbal y no verbal en nuestra forma de comunicarnos, la situación es; ¿sabemos cómo decimos las cosas?, ¿sabemos cómo nos expresamos cuando queremos transmitir algo a otra persona?, o es un proceso que en lugar de ser a veces inconsciente se ha convertido en un proceso muy pocas veces consciente.

Por qué por lo general los seres humanos hemos olvidado o dejado aún lado la importancia que puede llegar a tener la comunicación no verbal como complemento de la verbal, tal parece que entre más se estudia el fenómeno de los movimientos corporales o del paralenguaje es más interesante seguirlo estudiando pero más fácil dejarlo de aplicar o no darle la importancia al aplicarlo. En la actualidad nos sentimos tan ocupados que no podemos ni siquiera hacer un esfuerzo para hablar con nuestro interlocutor, no prestamos atención a lo que nos están diciendo y peor aún no prestamos atención a lo que estamos diciendo, y luego nos preguntamos: ¿por qué no me prestas atención, ¿por qué no me entendiste?, la comunicación es un proceso de mínimo una a uno y si uno de los sujetos no está dispuesto a la comunicación ocurre un 2009, un año donde todo el mundo dice mucho pero nada dice nada y al final se entiende exactamente lo contrario.

¿Has puesto atención en ti cuando estás hablando con alguien?, y esto no es solo lo que según tu le estás diciendo, si no, ¡en donde están tus manos, donde están viendo tus ojos, a qué distancia estas de la persona, estas derecho o encorvado, con que tono de voz y a qué velocidad estás hablando, qué estás diciendo y cómo lo estás diciendo, estas utilizando un lenguaje sencillo o uno complejo, cómo estas vestido, estas usando muletillas, ocupas muchas pausas, te estás moviendo o estas afianzado al piso, tu cabeza está al frente o reclinada, estas a la altura de quien hablas, estas usando tus dedos para puntualizar tus palabras, donde están tus hombros, donde está tu pecho!

Para The Journal of Counselling Psychology el lenguaje del cuerpo ocupa el 55% de la comunicación que estamos transmitiendo, un 38% le pertenece al tono de voz que estamos utilizando (paralenguaje) y por último un 7% a las palabras que estamos diciendo. Como se podrá notar lo que decimos con la boca no es por nada lo más importante de nuestra comunicación pero si es de preocuparse que es la que se supone hacemos conscientemente y en la que nos enfocamos más al momento de establecer contacto con alguna persona. Repito la cuestión antes mencionada, Qué tanta atención ponemos a como estamos diciendo lo que estamos diciendo. Bajo esta concepción creo que empiezas a sentirte igual de preocupado que yo por la situación de comunicación en la que nos desenvolvemos diariamente.

Creo que comunicarnos no es algo tan sencillo y sin embargo creemos que lo que sale de nuestra boca es lo que nos hace entendernos con las personas, cuando precisamente una frase muy atinada para esta época es el “Qué Dijo”, en nuestro imaginario colectivo vemos al lenguaje como la forma para comunicarnos por excelencia y nuestro conocimiento ante el es sumamente humilde.
Ahora bien, hay que tomar en cuenta que la comunicación no verbal también es un arma peligrosa ya que mientras lo que decimos puede que nos comprometa pero casi siempre puede ser controlado por nosotros mismos, la comunicación no verbal, los gestos y nuestros movimientos pueden revelar aspectos que ni nosotros sabemos o imaginamos que llevamos dentro y que estamos expresando; esto es, si alguien conoce y sabe leernos puede percibir cosas de nosotros que nuestra conciencia no sabe que estamos transmitiendo.

Entre más pongamos atención a como decimos las cosas podremos conocernos a nosotros mismos, además de poder expresar corporalmente lo mismo que estamos diciendo verbalmente, y así lograr una comunicación más efectiva.
Al realizar la investigación para poder plasmar las ideas que en términos coloquiales estoy tratando de explicar encontré en el recorrido una frase que me invito a reflexionar “mirando al árbol y perdiéndose el bosque”. Realmente no pude encontrar al autor de esta expresión pero me pareció perfectamente atinada para explicar lo que hacemos centrando nuestra atención en la comunicación hablada únicamente, nos estamos perdiendo de un sin fin de elementos que nos auxiliarían en la comprensión del mensaje, del arte que eso puede llegar a ser la comunicación, estamos viendo solo un árbol cuando tenemos el bosque enfrente.
¿Por qué hacer un ensayo en el cual en lugar de explicar y definir la comunicación verbal o no verbal, en el cual pudiera explicar tendidamente la kinesia o la próxima, aprovecho el espacio para sugerir la pronta atención a la comunicación no verbal, y además en lugar de definirla y enumerar los elementos que la incorporan realizo una reflexión de cómo te estás comunicando? ¿Por qué importarme Cómo lo dices? Valiéndome de la comunicación soy muy consciente de que en la actualidad casi todos tenemos acceso a la Internet, en la cual podemos encontrar un sin fin de buena o mala información de este tema, la comunicación interpersonal es un tema gigantesco en el cual si vas investigando se vuelve un rico vicio y encuentras placer al conocer esta información, ya que son fenómenos y herramientas de las que haces uso diariamente. Pero lo que en realidad quiero transmitir es el “Tú”, te has dado cuenta como haces y dices las cosas, “Tu”, te has dado cuenta como te ven o has puesto atención al ver a otro sujeto comunicando. Realmente mi única intención en este ensayo es invitarte a que veas y leas, a que te veas y te leas.
Es imposible el querer enseñar a interpretar toda la comunicación no verbal, podríamos hacer un manual con miles de significados para cada movimiento pero hay que tomar en cuenta que la comunicación es una ciencia humana y que aunque estudiemos y definamos algunos parámetros que nos ayuden a reconocer ciertos comportamientos la comunicación no tiene reglas fijas, cada uno de nosotros tenemos diferente forma de comunicar y podemos utilizar los mismos gestos para expresar algo que para otra persona signifique otra cosa. Es por esto precisamente que este texto no busca explicar o definir tu comunicación no verbal si no invitarte a ser consciente de ella y además hacerte consciente también de la comunicación de los demás, te darás cuenta de que cuando empiezas a observar al otro tienes un panorama mucho más amplio de lo que se te está diciendo, y de lo que el otro está pensando y sintiendo ¡es fascinante!

Una vez una persona me dijo que para clasificar una película como buena bien valdría la pena verla primero sin audio, y que si se llegase a entender la historia entonces la historia en si valdría la pena y no es por nada demeritar a la voz, pero es un ejercicio muy interesante el poder advertir nuestra capacidad para poder entender lo que se está contando con la pura actuación, con los puros movimientos y con los manejos del espacio. Al verla con sonido es como si pusieras un elemento que enriquece el producto. Así mismo debemos de hacerlo el día a día, después de todo la vida es una película en la cual cada uno de nosotros somos actores del reparto.

Si nos ponemos a pensar el fenómeno de la comunicación no verbal es realmente increíble, el lenguaje verbal lo aprendemos ya sea en casa o en la escuela pero desde que nacemos estamos en constante aprendizaje del mismo, este requiere de nuestra atención y de que alguien nos enseñe a ponerle nombre a las cosas para encontrarles sentido y ser entendido, pero ¿quién realmente nos enseña el lenguaje no verbal?, este también lo aprendemos observando pero es más bien un fenómeno que desarrollamos nosotros mismos, que marca nuestra personalidad y hace de nuestra comunicación algo único ya que todas las personas pueden decir la misma frase pero cada uno la dice de diferente manera.

Hablando de la enseñanza y el aprendizaje de la comunicación no verbal hay que tomar en cuenta que nunca se deja de aprender, y que es cambiante según el lugar y las personas con las que estemos. Cada sistema, institución o grupo genera y adopta gestos y movimientos al expresarse. ¿Nunca has percibido que las personas si conviven mucho tiempo pueden llegar a parecerse?, esto obviamente no es que la piel vaya cambiando de color o que de repente seas alto, claro está, si no que empezamos a adoptar gestos y expresiones del otro que nos llevan a tener coincidencias con las demás personas. Es como en la familia, hermanos que no tienen ningún parecido físicamente pero que tras unos minutos de charla te das cuenta de que si son hermanos, esto por la manera en que se expresan, y el comentario comúnmente es: no se parecen nada pero tiene los mismos gestos.

En el caso de las instituciones sabemos que existen protocolos en el comportamiento y hasta en la forma de vestir, las empresas tiene reglamentos para establecer una imagen corporativa. El lenguaje también es característico de cada lugar, es como si fuera un propio idioma.

Lo no verbal también varía de cultura en cultura, de generación en generación, por esto es importante también hacer un análisis rápido de nuestro receptor, si es un niño o un adulto, no podríamos utilizar la misma comunicación para estos dos sujetos. Pero estas variaciones no son absolutas, realmente el lenguaje corporal es muy universal, podemos detectar formas de comunicación no verbal en otros países muy especificas pero siempre habrá coincidencias en ciertos comportamientos, seguramente has convivido con personas que no hablan el mismo idioma que tu y al final del día se terminan entendiendo, esto es porque pones especial atención en como estas diciendo las cosas, ya que lo que estás diciendo realmente no tiene mucho sentido para tu interlocutor. Definitivamente es una habilidad que tenemos que ir desarrollando con el tiempo.

Ahora bien, si aprendemos bien el uso de la comunicación no verbal debemos ser conscientes de que en el uso de ella también habríamos de involucrar una buena dosis de ética ya que tendremos la capacidad de engañar a la gente o manipularla a nuestro favor para con esto lograr nuestros objetivos, pero no sería honesto, es muy diferente el aprender a leer cuando alguien no está siendo sincero con nosotros a saber cómo no ser sinceros con los demás y que estos no lo noten. Cuidado porque es una línea muy delgada.

Es importante que por más relevancia que esté depositando en este ensayo a la comunicación no verbal no se debe descuidar que el proceso de comunicación es un conjunto y que no podemos ni debemos de solo enfocarnos en lo no verbal, sería un grave error, cada movimiento si es acompañado por palabras tiene un significado diferente y es por esto que tienen que concordar y con esto lograr un perfecto sentido de lo que se comunica, el problema de esto es que la mayoría de las veces no estamos ni cerca de lograrlo.

Te invito a que juegues con tus manos, juega con tus dedos, juega con tu voz, date cuenta que son herramientas únicas e invaluables al momento de comunicarte aprende más palabras e tu idioma cada día y utilízalas en tu conversación cotidiana, permítete ser un buen comunicador y verás que la gente a tu alrededor no tardara en reconocerlo, con el tiempo te irás dando cuenta que eres más entendido, que tus mensajes son comprendidos. Esto te ahorrara mucho tiempo perdido en explicaciones de tus propios discursos. Tomate el tiempo para pensar cómo vas a decir las cosas, con la práctica lo hará en segundos, simplemente requiere de voluntad. El hacer uso de estas herramientas hará que te destaques de los demás.

Deseo concluir este ensayo y haber generado en ti alguna reacción positiva, sería excelente poder ver cómo te estás expresando en este momento, tu comunicación no verbal me ayudaría a detectar si estas casi 3000 palabras lograron tener alguna influencia o despertaron por lo menos tu curiosidad por este tema, pero como eso es prácticamente imposible todo lo demás está en ti. Me nace la inquietud de saber como con 3000 movimientos podría explicarte lo mismo que en estas páginas he plasmado, piénsalo, realmente sería difícil explicar la comunicación no verbal por medio de comunicación no verbal únicamente, es por eso que ese 7% del lenguaje verbal es valioso, por medio del lenguaje puedo explicarte lo que es el lenguaje oral, entonces seamos conscientes de la utilidad y la importancia de cada forma de comunicación, demos gracias de que tenemos la capacidad para hacer uso de ellas.

Y tú ¿Cómo lo dices? Es un texto que hoy te invita reflexionar como lo haces, definitivamente todos los días haces uso de la comunicación no verbal, en casa, en la oficina, con los amigos y con la pareja. El mensaje es, ¿lo estás haciendo correctamente, tus receptores te están entendiendo, lo que dices realmente está siendo comprendido?, esta es una pregunta a la cual el único que puede dar respuesta eres, tu elabora un autoanálisis de tu comunicación y detecta tus debilidades para que en un futuro no tengas que pensar en cómo lo dices después de haberlo dicho si no poder desarrollar la habilidad de decirlo coherentemente con la boca, con tu cuerpo y con tu voz, así tu mensaje terminará siendo una información entendida con mucha más claridad y te sentirás absolutamente satisfecho.

Recuerda siempre que cada cosa que haces está comunicando, algo si te mueves o si no lo haces, si hablas o si prefieres el silencio. Cada una de las reacciones que llevamos a cabo le están diciendo algo a la gente que está a nuestro alrededor, todo el tiempo estamos comunicando, es por esto el poder y la importancia de llevarlo a cabo lo más conscientemente posible. No existe comunicación perfecta como no lo hay tampoco personas perfectas pero si podemos ayudarle a nuestra comunicación a ser más legible, más clara y más precisa, Después de todo los primeros interesados en ser entendidos habríamos de ser nosotros mismos. Inténtelo, lo vas a disfrutar de gran manera.

Anuncios